ARRENDAMIENTO PURO

El arrendamiento puro es una forma de financiamiento que permite deducir de impuestos al 100% todo el equipo arrendado, modernizar las flotillas constantemente y adquirir los vehículos a un precio bastante razonable. El arrendamiento puro es rentar un bien a una persona ajena, en donde ésta, otorga el uso y goce temporal de un bien a cambio de rentas mensuales.

¿Qué quiere decir esto?

Ya que el gasto es 100% deducible de impuestos, se tiene un ahorro de forma fiscal que se ve reflejado en el Impuesto Sobre la Renta (ISR) y en el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Dado que se otorga el uso y goce de manera temporal al final del contrato del arrendamiento existen tres opciones:

Adquirir el Bien

Adquirir los bienes por un precio previamente pactado, en su defecto

Renovar el Contrato

Renovar el contrato con plazos menores al inicial

Devolver los bienes

Solamente devolver los bienes

Llámenos:

(55) 5531.2866 /  (55) 5531.2681

¿Para quién es ideal el arrendamiento puro?

Hay distintos casos, pero en general para toda empresa que busque
usar sus recursos en su área productiva y para toda aquella que busque
reducir la carga fiscal.